Lunes, 23 de septiembre de 2019
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

Unió-COAG dice que los ganaderos valencianos perciben 0,51 euros menos por kilo de carne que hace diez años


La Unió de Llauradors y Ramaders-Coag ha denunciado que los ganaderos de la Comunidad Valenciana perciben en la actualidad una media de 0,51 euros menos por kilo de carne que en el año 1991, tal y como se desprende de un estudio realizado por los servicios técnicos de la organización basado en datos oficiales de la conselleria de Agricultura durante el periodo comprendido entre los años 1991-2000, según informaron hoy en un comunicado fuentes de la organización agraria. Al respecto, explicaron que en términos porcentuales y con los datos que aporta este informe, la rentabilidad de las explotaciones ganaderas de la Comunidad Valenciana ha descendido una media de un 30,1 por ciento en diez años. nDe este modo, añadieron que durante el período al que se refiere el estudio, los ganaderos de la Comunidad Valenciana han dejado de ingresar cerca de 69 millones de euros. Por ello, La Unió-COAG considera que el sector ganadero valenciano "requiere unos programas de ayudas dotados de un presupuesto suficiente y cuyo objetivo primordial sea asegurar el mantenimiento y mejora de las rentas de los ganaderos", indicaron las mismas fuentes. nAsimismo, señalaron que la Ley de Ganadería de la Comunidad Valenciana, todavía sin aprobar, es "un mero compendio de las normativas existentes, pero no aborda un aumento de las ayudas necesarias para modernizar a un sector descapitalizado", apostillaron. nPara la realización del estudio se han escogido los precios percibidos por los ganaderos de las especies bovina, porcina, avícola, ovina y cunícola desde el año 1991 hasta el 2000, aplicándoles el IPC anual correspondiente, "debido a que en términos de moneda antigua no son lo mismo 1.000 pesetas del año 91 que 1.000 pesetas del año 2000", detallaron las mismas fuentes. nEn este sentido, indicaron que los ganaderos "más afectados" han sido los del sector cunícola pues recibían en el año 2000, 0,74 euros menos que en el año 1991. Así, denunciaron que "la situación ahora es todavía más grave debido a la crisis que está padeciendo el sector" y subrayaron que en estos momentos un productor de conejos recibe 1,4 euros menos que a principio de la década de los años 90. nAdemás, afirmaron que el sector ovino recibió en el año 2000, 0,71 euros menos que en el ejercicio 1991 y el sector bovino, en el cual "el kilo vivo lo cobraba el ganadero 60 céntimos más barato". A su vez los productores de porcino y de pollos de carne recibían en 2000 la cantidad de 0,24 y 0,11 euros menos, respectivamente, por kilo de animal en vivo. nEl secretario general de La Unió-Coag, Joan Brusca, añadió al respecto que el consumidor "no ve reflejado en la cesta de su compra dicho descenso en los precios, más bien al contrario, los precios de venta al público de los productos cárnicos no han hecho más que subir". nFactores de producción nOtros de los aspectos que se analizan en el estudio son la evolución de factores de producción como el precio de los piensos y la mano de obra. Por un lado, indicaron que el precio de los piensos ha descendido una media de 9 céntimos por kilo durante el período 1991-2000. Así, indicaron que el pienso para lechones fue el que menos bajó, concretamente 0.09 euros, y el destinado a pollo de carne el que más descendió, con una bajada de 14 céntimos de euro. nMano de obra nEn cuanto al coste de mano de obra, explicaron que el incremento del mismo ha sido de más de un 32 por ciento y fueron los pastores de ovejas los que más han visto incrementar sus ingresos, en concreto un 38 por ciento, un incremento que se debe a que estos pastores partían de una situación de mayor precariedad en comparación con otros trabajadores del sector ganadero. nAsimismo, añadieron que los sueldos para los vaqueros y porqueros aumentaron durante ese período un 31,3 por ciento. Actualmente, indicaron que "hay que valorar que los sueldos de los trabajadores de la ganadería se encuentran bastante equiparados, sin que existan demasiadas diferencias entre aquellos que manejan ovejas, cerdos o vacas". nRespecto a los factores de producción, el estudio concluye que "si bien el pienso ha experimentado un descenso importante en su precio, el resto de los factores no ha hecho más que aumentar, como por ejemplo la mano de obra, las cotizaciones a la Seguridad Social, el agua o la electricidad". nAdemás, destacaron que hay que tener en cuenta la "obligatoriedad de todas las explotaciones de invertir un porcentaje importante de los ingresos en la adecuación de las explotaciones, no sólo a las nuevas tecnologías, sino también a las diferentes normativas de higiene y bienestar animal".
Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2019 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos