Lunes, 22 de julio de 2019
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

Burgaz destaca la apuesta del Mapama por la eficiencia y la creación de valor a través de la mejora de la sostenibilidad


El director general de la Industria Alimentaria del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Fernando Burgaz, ha sido el encargado de inaugurar la Jornada sobre Sostenibilidad Integral de la Industria Alimentaria que, organizada por el Ministerio, en colaboración con la Asociación Empresarial de Industrias Alimentarias de la Comunidad de Madrid (ASEACAM), ha tenido como objetivo promover la sostenibilidad de industrias y cooperativas.

Burgaz ha destacado la importancia de las herramientas desarrolladas por el Departamento para mejorar la sostenibilidad de la industria alimentaria, mediante la mejora de la eficiencia y la creación de valor en  las vertientes ambiental, social y económica.
 
En este foro, Burgaz ha incidido en la utilidad de la herramienta online eSIAB, con la que industrias y cooperativas realizan una autoevaluación de su nivel de sostenibilidad integral y obtienen un informe con resultados y recomendaciones o puntos a mejorar, y una comparativa para conocer la situación actual de la propia empresa en el sector.
 
También ha valorado la importancia del Decálogo de la Sostenibilidad de la Industria Alimentaria, que se ha presentado en la Jornada, formulado en base a 10 principios directamente relacionados con los indicadores de sostenibilidad contemplados en la herramienta de autoevaluación eSIAB.
 
Este Decálogo, ha explicado Burgaz, recoge diez principios relacionados con la cadena de suministro, la economía local, los trabajadores, las huellas ambientales o la energía, entre otros. Incluye la voluntad de ampliar los criterios de sostenibilidad propios a la cadena de suministro, teniendo en consideración principios tales como las buenas prácticas comerciales, los derechos laborales o la distribución eficiente.
 
Igualmente contempla el compromiso de contribuir a la economía local y de comunicación proactiva con los agentes y consumidores y la mejora en la consideración de los trabajadores a través de acciones para la participación activa, la formación o las condiciones laborales.
 
En cuanto a las huellas ambientales  exige el conocimiento de impacto ambiental de las actividades y productos en términos de emisiones de gases de efecto invernadero, para conseguir su reducción. También plantea la necesidad de fomentar medidas de eficiencia energética en los procesos productivos y las energías renovables y las  prácticas en pro de la mejor conducta ética empresarial.
 
A estos aspectos se une el compromiso de mejorar el abastecimiento de las materias primas alimentarias que favorezcan la conservación de los recursos naturales y el medio ambiente, así como el mantenimiento de la biodiversidad.
 
El decálogo contempla también el ecodiseño, la reducción de residuos y, en el marco de la investigación e innovación, el fomento de las nuevas tecnologías y productos innovadores de forma compatible con una economía más sostenible.
 
Mediante su adhesión al Decálogo, ha indicado el director general, las industrias manifiestan su compromiso por mejorar su sostenibilidad a partir del nivel inicial identificado en el proceso de autoevaluación mediante la herramienta eSIAB, y aquellas que lo cumplan aparecerán recogidas, si así lo desean, en un listado disponible en la página web del Ministerio.
Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2019 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos