Martes, 21 de febrero de 2017
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?


Neiker participa en un proyecto europeo dirigido a incrementar la productividad en el sector ovino


El Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario, Neiker-Tecnalia, participa junto a ocho centros europeos en la red de innovación SheepNet, cuyo objetivo es incrementar la productividad del sector ovino a través del intercambio de conocimientos entre investigadores y productores de toda Europa.

El incremento sostenible del número de corderos criados por oveja y el aumento del número de ovejas en ordeño, y de este modo la cantidad de leche producida, es imprescindible para reforzar el atractivo del sector ovino. La red SheepNet, financiada con 1,99 millones de euros por el programa Horizonte 2020 de la Unión Europea, se ha marcado como objetivo aumentar la productividad en el sector. La iniciativa, cuya primera reunión ha tenido lugar en el centro de investigación Teagasc de Athenry (Irlanda), se desarrollará hasta octubre de 2019.

SheepNet es una red sobre la innovación orientada a la práctica para mejorar la productividad del sector, a través de un trabajo colaborativo. Facilitará el intercambio de conocimientos científicos y prácticos entre investigadores, técnicos y productores europeos. En la misma participan centros de investigación de los seis principales países productores de la Unión Europea –España, Reino Unido, Rumanía, Italia, Francia e Irlanda– y Turquía.

La producción de carne y leche ovina supone una actividad ganadera muy importante en Europa y en países vecinos como Turquía. En Europa hay 85 millones de animales en las 830.000 granjas, mientras que Turquía, país asociado, cuenta con 31 millones de animales en las 127.000 explotaciones ganaderas. Por su parte, España contribuye con 16,5 millones de ovejas distribuidas en 116.000 rebaños, de las cuales 260.000 cabezas corresponden a unas 5.500 explotaciones de la Comunidad Autónoma del País Vasco.

No obstante, la contribución del sector ovino a la sociedad va más allá de la mera provisión de alimentos, y su verdadero impacto no puede ser evaluado únicamente a partir de los censos o en términos económicos. De hecho, ha dejado huellas evidentes en nuestro patrimonio cultural, y especialmente en el gastronómico con alimentos de calidad diferenciada y reconocido prestigio, como por ejemplo el queso de la DO Idiazabal. Además, contribuye a la gestión del territorio, al mantenimiento del paisaje, y a la prevención de incendios, en gran medida en zonas de especial interés y alto valor natural.

Sin embargo, desde el año 2000, el número de productores en la UE ha disminuido en un 50%, lo que supone un riesgo importante para el desarrollo sostenible de áreas consideradas generalmente como menos favorecidas.


Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkEdin        
©2017 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos