Jueves, 14 de diciembre de 2017
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

La producción de carne de cerdo en Rusia podría crecer hasta los 2,98 millones de t en 2017


Según las previsiones del USDA

El Departamento de Agricultura de EE.UU. ha dado a conocer sus previsiones sobre la evolución de la industria cárnica en Rusia durante este año 2017. En el caso del vacuno, las previsiones ganaderas apuntan a una reducción del 1,6% de los censos ante la falta de capital privado para invertir en este sector por los márgenes bajos de beneficio.

La producción de carne de vacuno podría alcanzar las 1,31 millones de t por la debilidad en la demanda interna y por la caída en el censo de ganado vacuno. En 2016, pese a la evolución de la economía rusa, el consumo ha caído, y de cara a 2017 se espera que alcance los 1,78 millones de t, un 3,25% menos que en 2016. La reducción del consumo de productos cárnicos tradicionales también está afectando a la demanda de carne de vacuno. Además el gobierno ruso prohibió importar esta carne de cara a las compras estatales y municipales por lo que se está sustituyendo por la de aves y cerdo.

En cuanto al comercio exterior, USDA estima que el país importará 485.000 t, un 6,4% menos que en 2016. Las sanciones contra las restricciones comerciales y el régimen de contingentes arancelarios continúan influyendo en el comercio de carne de vacuno en 2017. Pese a esto Rusia sigue siendo un mercado importante para algunos de los principales exportadores a nivel mundial, como es el caso de Brasil.

En el caso de la carne de cerdo, la tendencia es contraria y el censo ganadero ha subido en un 2,2% hasta los 22,25 millones de cabezas, sobre todo en proyectos intensivos y grandes. En 2016 un menor número de animales disponibles para sacrificio, debido a los brotes de fiebre aftosa, ha provocado que se incremente el precio del ganado para sacrificio.

La producción de esta carne crecerá en cerca de 80.000 t hasta los 2,98 millones de t, previéndose que se acabe eliminando la importación de carne más barata de Sudamérica, según el USDA. Así, las importaciones estarían en 300.000 t para 2017, un 13,5% menos que en 2016 debido al rápido crecimiento de la producción nacional.

El consumo de esta carne rondará los 3,25 millones de t, un 2% más que en 2016 y se estima que se recupere el consumo medio per capita a los niveles de antes de la crisis económica vivida a finales de 2013, y ronde los 22,9 kg/persona/año.


Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkEdin        
©2017 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos