Sabado, 19 de agosto de 2017
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?


El presidente de Fedegán considera que el incremento del contrabando de ganado desde Venezuela puede traer la fiebre aftosa a Colombia


Ante el incremento del número de animales que entran a Colombia desde Venezuela por contrabando en La Guajira, el presidente de Fedegán considera que se puede presentar un brote de fiebre aftosa y perjudicar el estatos sanitario que actualmente tiene el país. Según Lafaurie, hay casos de productores a los que se les están ofreciendo importantes cantidades de animales, puestos en su finca y ya legalizados con las exigencias del Instituto Colombiano Agropecuario, ICA.

“El tema no puede menos que sorprenderme, especialmente teniendo en cuenta que luego del fenómeno de El Niño de 2016 el inventario en La Guajira disminuyó sensiblemente, por lo que es evidente que se trata de animales de origen venezolano, cuyo estatus sanitario es deficiente; son una amenaza latente para nuestro hato”, dijo.

“Las versiones que se manejan entre quienes habitan en esas regiones es que algunas personas estarían facilitando sus predios para recibir a los animales, la mayoría de ellas ubicadas en Maicao y Barrancas y allí se estaría llevando a cabo el proceso de chapetearlos con lo que se vuelve imposible para las autoridades identificarlos”, denunció el dirigente.

“A un policía le queda muy difícil detectar anomalías cuando los animales tienen chapetas y documentación en regla (…) En la región habría un particular que sería el que está detrás de la venta de las chapetas”, señaló el dirigente.

La respuesta de la entidad sanitaria ante esto es que los bovinos estarían siendo chapeteados en La Guajira, departamento en el que tiene 3 oficinas, pero que no sabe mucho más que eso, señala el máximo responsable de Fedegán. Ante esto, los ganaderos de la zona están molesto ya que consideran que es el ICA quienes conocen el número de fincas y tienen el número de animales en cada una de ellas y piden la documentación: “si no es así, para qué sirve entonces el Ciclo de Vacunación?”, cuestionó Lafaurie Rivera.

El presidente del gremio cúpula de la ganadería ratificó que no está solo en su preocupación, que es de hecho el sentir general de todos los que viven de esta actividad económica.

“Tengo la plena convicción de que todos los ganaderos están dispuestos a colaborar en  lo que les sea posible. Este tema no es nuevo, solo que parece importar poco al Gobierno, que ojalá no vaya a aparecer cuando sea ya demasiado tarde. La amenaza por un brote de aftosa está latente mientras el contrabando siga desbordado”, remató.


Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkEdin        
©2017 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos