Martes, 19 de febrero de 2019
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

El valor del consumo de carne en hogares en España se vio reducido en un 4% durante 2016


Hasta los 14.057 millones de euros

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha dado a conocer los datos relacionados con el consumo de alimentos en España durante 2017 incluidos en el Informe del consumo de alimentación en España 2016. Este informe ha sido elaborado con una menor población, cifrada en 46,5 millones de personas para 2017 frente a los 47,02 millones que había en 2010. Por ello, una menor población con una mayor proporción de hogares de menor tamaño y sin hijos hace que el consumo dentro del hogar no crezca y se mantenga estable.

Así, el gasto total de los hogares españoles en 2016 ascendió a 67.095,5 millones de euros, un 0,1% más que en 2015. Por categorías, destaca la importancia de los productos frescos en la alimentación de los hogares, que suponen el 41 por ciento del volumen total consumido y el 44,1 por ciento del presupuesto total destinado a la alimentación.

El informe destaca la subida del consumo de platos preparados (+4,2%) mostrando el cambio en los hábitos alimentarios de los españoles. Otros alimentos como el aceite, la leche líquida, los derivados lácteos, la carne, el pescado, las frutas frescas, las hortalizas frescas, las frutas y hortalizas transformadas, el pan, la pasta y los huevos se constata un descenso.

Analizando específicamente los datos referentes al consumo de carnes y productos cárnicos en hogares, durante 2016 su valor ascendió a 14.057,07 millones de euros, lo que supone el 20% del gasto en la cesta de la compra total. Este gasto se ha reducido en un 4% respecto a 2015 después de una cierta recuperación entre 2014 y 2015, fundamentalmente por la reducción de la población.



Este mismo factor ha afectado también a la demanda de carnes y productos cárnicos. Así, en la siguiente gráfica podemos ver cómo en 2016 los hogares españoles compraron un total de 2.200.464 t de carnes y productos cárnicos, lo que supuso una reducción de un 1,62%. Desde comienzos de esta década se ha reducido la demanda en cerca de 243.000 t.



Si analizamos la demanda de productos por categorías, en el caso del vacuno la demanda en 2016 se redujo en un 3% con 246.377 t compradas en los hogares por cerca de 2.262,96 millones de euros, un 3,2% menos que en 2015.



La categoría de carne de pollo ha sido la que menos ha perdido en 2016 en cuanto a cantidad de carne comprada con 608.686 t, liderando el conjunto de la carne fresca, aunque en valor se ha dejado un 4,1% hasta los 2.417,38 millones de euros, muy por debajo de los 2.709 millones que se dio en el año 2013.



Frente a esto, la que más ha perdido en cuanto a la demanda ha sido la de ovino, un 3,8% menos, situándose en 72.276 t frente a las 87.078 t que tenía hace apenas 5 años cuando estábamos en lo peor de la crisis económica. Hoy en día el valor de la demanda de carne de ovino y caprino supone 759,34 millones de euros, un 5% menos que en 2016 y casi 115 millones de euros menos que a comienzos de 2012.



En el caso de la carne de cerdo, por cantidad es la segunda dentro de las carnes frescas con 468.637 t en 2016, un 3,5% menos que durante 2015. Esta es la categoría que mayor porcentaje de valor ha perdido en su demanda durante 2016 cifrándose en 2.667,13 millones de euros, un 8,8% menos que en 2015.



En cuanto a la carne congelada, las ventas de esta categoría perdieron un 14% en valor durante 2016 hasta los 225,36 millones de euros para un total de 55.082 t, un 3,4% menos. Esta diferencia en los porcentajes podría indicar una bajada fuerte del valor de comercialización del producto. Desde el año 2012 las ventas de esta categoría se han reducido en un 38% en valor y en un 31% en cantidad.



Por último está la categoría de carne transformada, los derivados cárnicos. De acuerdo con los datos del Panel de Consumo Alimentario del Mapama, en 2016 la demanda de estos productos en los hogares alcanzó las 516.478 t, lo que supuso un 1,3% menos que en 2015. El valor de las compras se redujo también, un 1,8%, frenando la tendencia al alza de años anteriores.



 
Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2019 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos