Domingo, 17 de diciembre de 2017
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

UECBV advierte con un nuevo informe sobre el impacto que el Brexit tendrá en la industria cárnica europea




Podría suponer unas pérdidas de 2.400 millones de euros en vacuno y 2.300 millones en porcino cada año

UECBV ha encargado un informe a la consultora Red Flag para analizar el posible impacto que un potencial escenario de Brexit duro tendría en el conjunto de la industria cárnia europea. El informe, titulado "Crisis - The EU Meat Industry in a Hard Brexit scenario", muestra que una falta de acuerdo entre los negociadores llevaría al colapso comercial con una caída del 84% en el comercio de carne de vacuno UE-Reino Unido; bajada de los precios del mercado que llevaría a una reducción en el valor de la producción de porcino de la UE en torno a 2.300 millones de euros y de 2.400 millone en la de vacuno; y, por último, la pérdida de 32.000 puestos de trabajo en toda la UE dentro de la ganadería, industria cárnica y distribución comercial.

Son los productos cárnicos los que se verían más afectados debido a los aranceles de importación más elevados de la OMC; costes adicionales por controles veterinarios y aduaneros que hasta ahora no se vienen realizando; distorsiones en las cadenas de suministro y caos en lso sistemas de entrega de carne fresca, sobre todo en la logística que se basa en el método "just in time".

Todo esto último llevaría a una reducción del comerco entre la UE y el Reino Unido de hasta un 84% para la carne de vacuno, un 76% para la de ovino y un 48% para la de cerdo.

El informe considera que un escenario de Brexit duro tendrá un impacto profundamente negativo en el mercado de la carne de la UE dados los importantes flujos comerciales entre la UE27 y el Reino Unido. Dado que el Reino Unido tiene un mercado cárnico esencialmente deficitario, cualquier impacto negativo se hará sentir en toda la UE. Y teniendo en cuenta que la transformación de la carne implica el despiece de la canal en una gran variedad de productos y cortes de consumo, se deberán encontrar mercados para todas las partes de la canal y, por lo tanto, el impacto se transmitirá en todo el Mercado Único, afectando a todos los países, incluso a aquellos cuyo comercio directo con el Reino Unido es limitado.

"La magnitud del impacto de un Brexit duro sería significativamente mayor que la crisis industrial creada por el embargo ruso a la importación de alimentos de 2014, y sería mucho más difícil encontrar mercados alternativos para los productos desviados", destaca el informe.

Además, se producirán distorsiones considerables en los flujos comerciales de carne fresca actuales, imponiéndose nuevos sistemas que  crearán nuevas pérdidas para el sector de la carne y privarán a los consumidores del Reino Unido del suministro de carne fresca.

El Informe también concluye que se necesitarán soluciones para minimizar las distorsiones y el  desastre para la industria cárnica europea. El Informe recomienda un periodo transitorio suficientemente largo para permitir a las empresas ajustarse a las nuevas reglas; un futuro acuerdo comercial entre ambas partes que cree una carga mínima a las empresas y mantenga las condiciones comerciales actuales; garantizar una convergencia comercial continua entre el Reino Unido y la UE; e implementar mecanismos que permitan un mayor acceso al mercado británico y sistemas de tránsito internacional simpliifiucados junto a inversiones en las instalaciones portuarias.

Sobre este informe, el presidente de la ECBV, Philippe Borremans ha asegura do que "un Brexit duro representa la mayor amenaza para los productores, consumidores y transformadores europeos de carne, con un impacto potencial mucho mayor que el embargo ruso. Al cortar con uno de los mercados de carne más grandes y de mayor valor en Europa, el Brexit amenaza con ser catastrófico para la industria tanto en Europa como en el Reino Unido. En este escenario, en el que no se llega a ningún acuerdo entre las partes, el impacto sobre el sector cárnico será devastador, debido a la exposición particular de este sector a la carga arancelaria, costes veterinarios adicionales y mayores controles aduaneros y de transporte y la consiguiente interrupción logística".

"Los hallazgos contenidos en este informe confirman nuestros peores temores: un Brexit duro enviaría ondas de choque a toda la industria cárnica europea, destruyendo empleos, aumentando los precios al consumidor y devastando los medios de subsistencia de los propietarios de pequeñas empresas que trabajan en nuestro sector. La escala de esta crisis es simplemente demasiado grande para ignorarla, e imploramos a los responsables políticos que sigan las recomendaciones presentadas en este Informe y protejan este sector alimentario europeo vital", agregó.
 



Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkEdin        
©2017 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos