Sábado, 16 de diciembre de 2017
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

La serie La Carne de RNE 5 aborda las distintas categorías de los productos ibéricos




Cuatro colores, cuatro precintos, cuatro categorías

Esta semana se emite la quincuagésimo cuarta entrega de la serie de reportajes que tienen como protagonista a la carne y los productos cárnicos en Radio Nacional de España, en su canal "Radio 5 Todo Noticias", que aborda, en esta ocasión, el significado de los cuatro precintos de Norma de Calidad que ofrecen al consumidor toda la información posible sobre la calidad y origen certificado de los jamones y paletas ibéricos existentes en el mercado, garantizando que el producto efectivamente es ibérico.

 

“Si queremos comprar productos ibéricos, tenemos que buscar jamones y paletas que tengan precintos de Norma de calidad del Ibérico: cuatro colores, cuatro categorías. Elige el que más se adapte a tus necesidades o al momento que quieras disfrutar”, según Andrés Paredes, director gerente de la Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico (Asici).

El sistema de precintos es una apuesta del Ministerio de Agricultura y del sector Ibérico para el control de la trazabilidad y la transparencia en sus producciones, con el objetivo de ofrecer al consumidor las máximas garantías de seguridad y calidad. Los precintos de colores distinguen cuatro categorías de Ibérico. Son ibéricos, los jamones y paletas que llevan alguno de estos cuatro precintos de Norma, que deben incluir el logo de Asici.

El precinto negro identifica el Jamón de Bellota 100% Ibérico, el rojo es el Jamón de Bellota Ibérico, el verde designa el Jamón de Cebo de Campo y el precinto blanco para el Jamón de Cebo Ibérico.

Para colaborar correctamente a la aplicación de la Norma de Calidad del Ibérico el sector, a través de Asici financia, diseña, desarrolla e implanta motu proprio la pionera herramienta digital Ítaca, “que controla toda la trazabilidad de los productos Ibéricos, desde que nace el lechón hasta que el jamón está en el punto de venta. Hay un control riguroso, asegura que el producto es Ibérico y supone una transparencia que al consumidor le va a servir para elegir el producto que mejor encaje con sus preferencias”, explica Francisco Javier Morato, presidente de la Interprofesional.

Una vez implantada esta herramienta digital, “los consumidores podrán leer con su teléfono móvil el código de barras del precinto de Norma y consultar la trazabilidad de las piezas en los puntos de venta, conociendo la explotación en la que se engordaron los animales o el tiempo de elaboración de las piezas entre otros aspectos”, según explica Manuel González, director técnico de ASICI.

“En cada etapa de la elaboración, perfilado, salazón, post-salado, secado natural y curación lenta en bodega, el jamón y la paleta Ibérico tienen asignado el precinto de Norma de Calidad, colocado en la canal apta del animal justo después del sacrificio y que permanece en la pieza hasta el punto de venta”, asegura Cecilio Mangas, director de la planta de Montesano en Jerez de los Caballeros (Badajoz).

Con el sistema de identificación con cuatro precintos de colores de Norma y el sistema de trazabilidad Ítaca, nunca antes el consumidor había dispuesto de tanta información y con tanta garantía para elegir el producto ibérico que mejor encaje con sus preferencias y gustos.
 



Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkEdin        
©2017 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos