Sábado, 16 de diciembre de 2017
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

Cuba comenzará a aplicar una vacuna contra la peste porcina clásica desarrollada en el propio país




Denominada Porvac y desarrollada junto al Centro de Investigación en Sanidad Animal (Cresa)

La vacuna Porvac contra la peste porcina clásica (PPC) o cólera porcino, desarrollada por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de La Habana y su homólogo en la provincia de Camagüey, ya está incluida en el cuadro básico de medicamentos veterinarios en Cuba.

Según datos facilitados a la ACN por Mario Pablo Estrada, director de Investigaciones Agropecuarias de esa institución en la capital, el registro del fármaco por el Departamento de Salud Animal del Ministerio de la Agricultura permitirá que comience a usarse en la práctica veterinaria habitual.

Con excelentes resultados en las etapas de ensayos clínicos realizados en la provincia de Pinar del Río y el municipio especial Isla de la Juventud, donde colaboraron otros centros de investigación del país, Porvac comenzará a producirse en 2018 en el CIGB de Camagüey.

Estrada explicó que la vacuna cubana se obtuvo a partir de la combinación de una proteína del virus de la PPC con otra del sistema inmunológico de los cerdos, características que la hacen más segura que las típicas vacunas de virus atenuado, las más usadas a nivel mundial.

Añadió que tras un ensayo clínico realizado en el Centro de Investigación en Sanidad Animal de Cataluña (Cresa), referente internacional en cuanto a estudios sobre PPC, se confirmó que además la vacuna cubana erradica la transmisión vertical del virus.

Otras vacunas en el mercado no habían logrado evitar la transmisión de las madres a las crías a través de la placenta, lo cual le concede a Porvac un alto valor agregado, más si se tiene en cuenta que la PPC es una de las enfermedades que más daños ocasiona en la industria porcina mundial.

Nemesio González Fernández, jefe del Departamento de Investigación y Desarrollo del CIGB en Camagüey, refirió que en 2018 se prevé producir hasta un millón de dosis de la vacuna para comenzar con su introducción en la industria nacional, de acuerdo con la capacidad actual de la institución.

Paralelamente se desarrollará una inversión en equipamiento para aumentar la producción hasta satisfacer la demanda del país, donde la masa porcina oscila en unos cinco millones de cabezas anualmente, estimó Estrada, el director de Investigaciones Agropecuarias del CIGB en La Habana.
 



Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkEdin        
©2017 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos