Domingo, 17 de diciembre de 2017
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

Unión de Uniones constata que la industria alimentaria crece solo merced a la demanda del turismo, el consumo fuera del hogar y las exportaciones




La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, tras un primer análisis del informe de Consumo Alimentario en España, 2016 de Mercasa, constata la tendencia que se estaba dando en los últimos años y cifra en un 4,3% el aumento del gasto en alimentación en 2016 con respecto a 2014. Unión de Uniones destaca que el consumo alimentario de los hogares en estos dos últimos años se está contrayendo con una reducción del 2% en volumen, hasta situarse en 29,1 millones de (t/l). Sin embargo, los consumidores pagan más por la alimentación, con un incremento del gasto de cerca del 1 %, rozando ya los 67.100 millones de euros. Entre 2014 y 2016 comprándose han comprado 812.400 Tm/L menos de alimentos; mientras que se ha pagado 704 millones de euros más, traduciéndose en unos incrementos medios de los precios en 2015 del 2,2 % y en 2016 del 0,8%.
 
En algunos productos básicos se han producido caídas del consumo significativas en aceite de oliva (-9,5%), frutas frescas (-4,88 %) y hortalizas frescas (-5,68%); pero contrastando con un mayor gasto en esas mismas producciones del 20,38%, el 4,78% y el 1,92%, respectivamente. En algún otro como carne, la caída del consumo, del 3,79% ha venido acompañada también de una caída en el gasto algo menor, del 3,54 %; mientras en la leche líquida la depreciación de su valor en el mercado, del 4,42% ha sido mayor que la bajada del consumo, del 2,65 %.
 
Por su parte, el mismo informe revela que el gasto fuera del hogar, a través del canal horeca – Hoteles, Restaurantes y Catering - sí que ha sufrido un gran incremento, con respecto al 2014, de 11,6%, llegando hasta los 35.135 millones de euros; lo que se puede achacar, sobre todo, a los nuevos récords del turismo. De la misma manera el capítulo de exportación alimentaria, que en 2016 sumó 46.781 millones de euros, experimentó un crecimiento del 14,6 %, sobre 2014, con un aumento igualmente de los precios de exportación del 2,2%. 
 
Frente al incremento de los precios al consumo en hogares del año pasado de un 0,8%, los precios experimentaron una caída del 3,6%.
 
Unión de Uniones concluye por un lado que el negocio agroalimentario, pese al estancamiento en hogares, sigue creciendo gracias al turismo, el consumo fuera del hogar y la exportación y, por otro, que la bonanza del sector, para industria y distribución, se está produciendo a costa de pagar menos a los agricultores y ganaderos y cobrar más a los consumidores. 
 
“No puede ser que los hogares compren más o menos lo mismo, o incluso menos, y paguen más cada año” – afirman desde la organización – “al mismo tiempo que los precios a los productores tampoco mejoran”. Unión de Uniones reclama además al MAPAMA un mayor detalle y transparencia en las informaciones relativas al consumo extradoméstico, ya que “el informe de consumo alimentario, al no dar detalle de lo que corresponde al canal HORECA, da sólo una visión parcial de lo que está sucediendo en este sector” – añaden. 
 
Unión de Uniones señala que los anteriores datos confirman la existencia de desequilibrios en la cadena alimentaria que necesitan ser corregidos. En este sentido, insiste en que las primeras orientaciones sobre la futura  PAC, no prestan suficiente atención a este asunto, lo que a juicio de la organización debería ser corregido.



Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkEdin        
©2017 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos