Jueves, 16 de agosto de 2018
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

Ainia avanza en la detección y control de residuos en carnes y productos cárnicos


AiniaLab ha puesto a punto diversos métodos de control que permiten la detección de residuos veterinarios y contaminantes en alimentos tales como mercurio en carnes y vísceras; avermectinas en músculo e hígado; y fipronil en huevos, carne y despojos.

Tras estudiar la información recopilada en las notificaciones referentes a resultados de análisis en aves, bovino y porcino tanto a nivel nacional como europeo, se observa un número considerable de notificaciones (10) por detección de mercurio. Así lo pone de manifiesto el Report for 2014 on the results from the monitoring of veterinary medicinal product residues and other substances in live animals and animal products publicado por EFSA (EFSA, 2016).

Ante este potencial riesgo emergente en la UE, AiniaLab utiliza la Espectrometría de Masas con Plasma Acoplado Inductivamente (ICP-MS) para la detección de mercurio en carnes y vísceras. La técnica de análisis consiste en la determinación de la relación masa/carga de los iones de la muestra que han sido originados por un plasma de acoplamiento inductivo.

Por otro lado, se observan notificaciones por detección de avermectinas, sustancias producidas por fermentación del microorganismo Streptomyces avermitilis que presentan efectos antibióticos, antinematódicos y gran toxicidad contra insectos (Shoop y col., 1955). Son 16 compuestos diferentes cuya estructura es un derivado macrocíclico de la lactona.

Ante el aumento de estos compuestos en las notificaciones del RASFF, AiniaLab ha puesto a punto un nuevo método analítico empleando cromatografía de líquidos (HPLC) en fase reserva, utilizando un detector de Espectrometría de Masas (HPLC/MS-MS). La ionización se produce en la interface electrospray y el detector es un triple cuádruplo con modo de adquisición “Múltiple Reaction Monitoring” (MRM).

Finalmente, y en cuanto al fipronil, su utilización está prohibida en Europa para los animales que entran en la cadena alimentaria humana. En concreto, en el Reglamento (CE) n° 396/2005 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de febrero de 2005 relativo a los límites máximos de residuos de plaguicidas en alimentos y piensos de origen vegetal y animal y que modifica la Directiva 91/414/CEE del Consejo, se establece un LMR (límite máximo de residuos) igual a 0.005 mg/Kg de fipronil en carne y huevos de pollo, siendo dicho valor el límite más bajo de las técnicas analíticas, ya que no se espera la detección de residuos de fipronil en granjas, en base su prohibición.

El pasado 20 de julio Bélgica emitió una alerta RASFF por detección de fipronil en diversas muestras de huevos procedentes de diferentes países en un amplio rango de concentración que va desde 0.031 hasta 1.2 mg/Kg (ver en detalle en el Anexo I). A raíz de esta alerta, el resto de los países europeos empezaron a controlar este producto en la matriz huevo. Inmediatamente saltó la alarma en toda Europa y fueron retirados millones de huevos de los mercados debido a la existencia de partidas contaminadas con fipronil.

A raíz de esta alerta alimentaria y tras la revisión bibliográfica realizada, AiniaLab ha desarrollado la metodología de análisis de fipronil y sus metabolitos, con el objetivo de evaluar la posible presencia de fipronil en España en huevos, grasa, en carnes y en despojos. Los compuestos han sido analizados por cromatografía de gases, con detector de MS/MS triple cuadrupolo (GC-MS/MS).
 


Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkEdin        
©2018 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos