Sábado, 20 de octubre de 2018
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

Fesvet alerta sobre la degradación de los servicios veterinarios oficiales para el control sanitario en mataderos


La Federación Estatal de Sindicatos Veterinarios (Fesvet) ha emitido un comunicado en el que advierte que "desde diferentes sectores interesados" se vienen introduciendo propuestas para debilitar la presencia de los veterinarios oficiales en el conjunto global de la inspección sanitaria de los animales destinados a consumo humano, mediante la privatización de algunas fases de dicha inspección e incluso con la posibilidad de que se realicen por personal sin la cualificación suficiente, como el caso de los auxiliares de inspección.

Para esta Federación, estas propuestas buscan evitar pagos de tasas por control oficial y quitar del control de la cadena alimentaria veterinarios oficiales independientes de la industria cárnica y en general del sector productor.

Considera que hay administraciones que se están plegando a estos intereses "permitiendo que se genere un conflicto de intereses cuando la inspección se puede realizar por el sector privado, a lo que se suma en ocasiones el de personal sin titulación universitaria para ello, lo que puede atentar contra los intereses generales de la sociedad al favorecer el aumento de los riesgos para la salud de la población". 

Ante esta situación, Fesvet pide que la inspección a lo largo de toda la cadena alimentaria se realice "desde el Sistema Nacional de Salud como una prestación pública más, en los términos que establece la propia ley general de sanidad, y con garantías de independencia del personal sanitario oficial de control que las desarrolle, para que se evite en la medida de lo posible los conflictos de intereses que se producen con otros modelos alternativos que se presentan, y que en más de una ocasión ha conducido a la aparición de graves crisis sanitarias".

Pide que la administración no haga dejación de sus funciones y que se oponga a estas tendencias "dotando de los recursos materiales y humanos suficientes para que estas funciones sanitarias de control de la carne se hagan con las máximas garantías de protección de la salud pública, y empoderando a la veterinaria de salud pública como una prestación básica del Sistema Sanitario Público".

En concreto, Fesvet se opone a la norma publicada en la Región de Murcia que fomenta la deducción por el control e inspección ante mortem en las granjas de origen de los animales. Para la Federación estos controles pueden realizarse en la explotación de origen "pero siempre que sean llevadas a cabo por los Servicios Veterinarios Oficiales de la Consejería de Ganadería correspondiente. En ningún caso, entendemos compatible que los veterinarios de explotación privados, sean juez y parte en estas labores de control sanitario oficial ante-mortem".


Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkEdin        
©2018 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos