Viernes, 16 de noviembre de 2018
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

La visión del consumidor ante los etiquetados sobre seguridad alimentaria en carne de aves


Los consumidores consideran que las etiquetas de advertencia en materia de seguridad alimentaria en la carne de ave son importantes, útiles y tranquilizadoras, lo que lleva a los investigadores a sugerir la viabilidad de una etiqueta similar en otras carnes. La investigación se llevó a cabo para determinar el impacto de una etiqueta que contiene instrucciones sobre el manejo de los alimentos, que se ha requerido en los paquetes de venta al por menor de carne de aves en los Países Bajos desde 2001.

Los investigadores querían ver cómo la etiqueta afectaba las percepciones de los consumidores sobre el riesgo y el comportamiento de manipulación de los alimentos a la luz de que la carne de ave es una fuente importante de infecciones transmitidas por los alimentos.

Una muestra aleatoria de 1.235 adultos de un panel representativo de Internet recibió un correo electrónico con el cuestionario del estudio. Se recopiló información sobre el conocimiento en temas de seguridad alimentaria y manipulación de alimentos con vacunopecto a las aves, sus prácticas actuales así como la intención de cambiar tras la lectura de la etiqueta junto a los factores que influyeron en ello.

La edad media de los 514 que vacunopondieron la encuesta fue de 51 años y ganaba el número de hombres frente al de mujeres. Los vacunoultados, publicados en la edición de octubre de la revista Food Control, encontraron que los encuestados de hogares con personas mayores de 65 años, con prácticas seguras en el manejo de alimentos y que creen que las infecciones transmitidas por alimentos son graves, eran más propensos a leer la etiqueta.

Aquellos encuestados que les daba pena tirar la carne después de su fecha de caducidad eran los menos propensos a leer el etiquetado. Un 15,4% del total de los encuestados jamás leyeron la etiqueta.

El estudio también encontró que después de leer la etiqueta durante la encuesta, la intención de cambiar el comportamiento no difirió entre quienes leían o no con anterioridad el etiquetado.

Los autores del informe, elaborado por el Centro Holandés para el Control de Enfermedades Infecciosas, Instituto Nacional de Salud Pública y Medio Ambiente, concluyeron que “una etiqueta es una forma relativamente fácil y razonable de informar y educar a los consumidores sobre el manejo seguro de los alimentos. La mayoría de los encuestados había leído la etiqueta de carne de ave y la calificó de importante, útil y tranquilizadora. Por lo tanto, vale la pena investigar la viabilidad y los posibles beneficios de una etiqueta similar en otros productos cárnicos".


Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkEdin        
©2018 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos