Viernes, 23 de agosto de 2019
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

ICEX presenta un estudio de mercado sobre las posibilidades de la carne de vacuno española en Hong Kong


La Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Hong Kong ha elaborado un estudio, presentado en la web del ICEX, en el que se analiza la situación del mercado, la oferta, la demanda, los precios y la distribución de la carne de vacuno en el mercado de Hong Kong en los últimos 4 años (2014-2017, incluyendo los datos globales disponibles de enero a septiembre del 2018), así como la imagen del producto español, las perspectivas de crecimiento del sector y las oportunidades que se ofrecen a los exportadores españoles. También se analizan aspectos más prácticos como las barreras y requisitos a la importación e información práctica sobre ferias y organismos de interés para el exportador.

En primer lugar, cabe destacar la ausencia total de producción de carne de vacuno en Hong Kong y la consecuente dependencia del mercado de las importaciones del extranjero. Así, en 2017 se consumieron un total de 2.530 millones de euros en vacuno, mayoritariamente congelado (61%), seguido de los despojos de vacuno (31%), del vacuno fresco y refrigerado (5%) y finalmente de los preparados y conservas de vacuno (3%).

Tras la caída de las importaciones totales en el año 2015 en un 27%, en el último año éstas crecieron en un 15% recuperándose incluso por encima de los niveles de importación del 2013.

Brasil lideró el mercado en 2017, seguido de Estados Unidos, Australia y Canadá. En concreto, para la carne congelada, que es la partida más relevante de bovino, el principal proveedor es Brasil, seguido de Estados Unidos y Canadá. Entre los tres, proporcionan el 86% del total de carne de vacuno a Hong Kong. En cuanto a España, en 2017 se importaron 6 millones de euros de vacuno congelado ocupando la posición decimoquinta (15ª).

Debido a la ausencia de producción, la totalidad de las exportaciones se corresponden a reexportaciones. En el caso del vacuno sólo se reexportó un 15% de lo importado (muy por debajo de la cuota de reexportación global del 90%) y el destino principal fue Vietnam, seguido de Macao.

En cuanto a las importaciones de vacuno de España, el mayor crecimiento debe atribuirse a la carne de bovino congelada, que en 2017 se importaron por valor de 6,1 millones de euros, un 143% más que en el año 2016. También cabe destacar la evolución más que positiva de los despojos, con un crecimiento del 37% y unas exportaciones desde España de 5 millones de euros. Cabe mencionar la fuerte caída en las importaciones de preparados de carne de vacuno procedente de España que pasó de casi 2,6 millones de euros en 2015 a menos de medio millón de euros en 2017, sufriendo una caída interanual del 22%.

La demanda en cárnicos de los consumidores en Hong Kong es la más elevada de Asia y de las más elevadas del mundo. Según la encuesta pública sobre el gasto de los hogares, a pesar de estar por debajo del cerdo y de las aves, la demanda de la carne de vacuno es la que más ha crecido en los últimos años (un 22,5%). Se observa también que el 65% del consumo de alimentos en Hong Kong es fuera de casa, es decir, a través del canal HORECA, y sólo el 35% del consumo se hace en casa. Además, se llega a la conclusión que, a mayor nivel de renta, mayor consumo de carne de vacuno ya que se considera, en comparación con los otros productos, un producto más gourmet.

En cuanto a la evolución de los precios, se observa que los precios de importación de las partidas de mayor relevancia, que se vieron reducidas en 2016, han recuperado la tendencia positiva de años anteriores. Así, la importación de vacuno congelado (0202) alcanzó en 2015 un pico de 4,49 euros/Kg y se ha reducido en un 4% en los dos últimos años hasta el actual 4,29 euros/Kg. Lo mismo ocurrió con los despojos, sufriendo una caída en el 2016 para recuperarse en 2017.

El presente estudio concluye que, a mayor gama del supermercado, mayor oferta de carne de vacuno y mayores precios. 

En relación con la imagen del producto, a diferencia de la carne de cerdo ibérico, el vacuno español todavía no goza de una imagen nítida en el mercado. No obstante, poco a poco, empresas españolas empiezan a introducir este producto en el mercado y empieza a ser valorado por el consumidor como una carne de excelente calidad.

La distribución sigue el esquema clásico según el cual los importadores distribuyen la carne a los minoristas y al canal HORECA. Entre los minoristas destacan los supermercados, que en algunas ocasiones compran a través de un agente, en otras compran directamente al exportador y en otras lo hacen a través de un importador. Hong Kong tiene el tercer puerto de mayor relevancia a nivel mundial en volumen de comercio y el primer aeropuerto de carga del mundo.

Las barreras de acceso al mercado son muy bajas debido a la característica de puerto franco de Hong Kong. No hay IVA ni aranceles pero, sin embargo, a la hora de importar carne, es necesario superar unos requisitos a la importación relacionados con la higiene y salubridad del producto.

Por último, las perspectivas del sector de la carne de vacuno son buenas debido al crecimiento esperado de la economía y al aumento de los precios de los productos sustitutivos a la carne de vacuno. Además, se encuentra un nicho de mercado muy interesante para los despojos de vacuno y para la carne fresca de excelente calidad, aunque para esta última la logística de la exportación desde España es ciertamente más compleja que para la carne fresca de vacuno de Japón o Australia.

Pueden encontrar el informe completo del ICEX en el siguiente enlace.
Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2019 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos