Martes, 20 de agosto de 2019
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

Anice traslada al MAPA su preocupación por cómo la subida de precios de la carne de cerdo está afectando a los elaboradores de productos cárnicos


La Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (Anice) se ha reunido con el Secretario General de Agricultura y Alimentación, Fernando Miranda, para trasladar su preocupación por la situación que atraviesan las industrias elaboradoras de carne de cerdo, como consecuencia de la crisis de la peste porcina africana (PPA) en China y en países del sudeste asiático, lo que ha llevado a una fuerte agitación del mercado de la carne de cerdo que se ha dejado sentir en nuestro país.

Anice estima que la subida de precios a la que ha llevado la crisis de la PPA en China va a durar más años "teniendo en cuenta las dificultades que estos países van a encontrar para erradicar una enfermedad tan compleja y difícil de combatir como es la PPA", asegura en un comunicado.

Para el presidente de la organización, Alberto Jiménez, en el mes de mayo hubo un aumento global del 45% en las exportaciones de carne a China y se prevé que esos volúmenes puedan seguir creciendo a lo largo del año. Esta enorme demanda de carne de cerdo ha aumentado fuertemente el precio de este producto en el mercado mundial, siendo la UE el principal proveedor de este mercado.
 
Para Alberto Jiménez, "el incremento del precio de la carne de cerdo representa una media del 50% de los costes de producción de los fabricantes de productos cárnicos".
 
Jiménez ha mostrado como en otros países como Francia existe un Mediador de las Relaciones Comerciales Agrícolas que en este caso ha formulado seis observaciones para todos los actores de la industria porcina: ganaderos, fabricantes y distribución. Para él son perfectamente extrapolables a la situación en España.
 
Para paliar esta situación, Anice ha realizado una serie de propuestas, siendo la primera de ellas la inclusión en el Código de Buenas Prácticas Mercantiles de algunas de las peticiones hechas por el Mediador de las Relaciones Comerciales Agrícolas de Francia, como por ejemplo introducir en los contratos una cláusula de revisión del precio de compra, a fin de tener en cuenta la evolución de los costes de las materias primas.
 
También ha pedido que el Observatorio de la Cadena Alimentaria aborde esta cuestión y favorezca la interlocución entre los agentes de la cadena cárnica. La Asociación ha solicitado que la Subdirección General de Análisis, Prospectiva y Coordinación siga la evolución del mercado, emitiendo informes regulares que recojan la situación de las cotizaciones, comercio exterior y consumos de la carne de porcino.
 
Anice considera igualmente necesario contemplar la puesta en marcha de medidas económicas, entre las cuales estarían la apertura de una línea ICO de ayudas a empresas para financiación del circulante. También estima que se debe impulsar la internacionalización de las industrias cárnicas y el apoyo a las exportaciones de productos de valor añadido, especialmente a países terceros, con acciones específicamente dirigidas a la eliminación de obstáculos, ampliación de listados de exportadores, simplificación de trámites y unificación de competencias y acciones con las autoridades en destino.
 
Se ha pedido también diseñar e impulsar, por parte de las unidades de promoción del Ministerio, una campaña de imagen de los elaborados cárnicos, dirigida a fomentar su consumo y mejorar su percepción por los consumidores.
 
Por otro lado, Anice ha insistido en la protección de los términos vinculados a los productos cárnicos frente a su utilización en productos sustitutivos que no contienen carne e impulsar una campaña de control nacional sobre el etiquetado de los productos sin carne.
 
Finalmente, se ha solicitado la creación de un comité de seguimiento, en el que administración y agentes de la cadena cárnica analicen de forma constante los informes de la Subdirección General de Análisis, Prospectiva y Coordinación, para tener un conocimiento detallado de la situación y adoptar posibles medidas complementarias.

Ante esta serie de peticiones, desde el Ministerio de Agricultura han manifestado su intención de buscar soluciones dentro del Observatorio de la Cadena Alimentaria, donde se plantea la posibilidad de crear un grupo de trabajo con el objetivo de que toda la cadena de valor sea consciente de esta situación.

Asimismo, el Ministerio ha manifestado que tratará de poner a disposición del sector mecanismos de financiación de circulante y seguir de cerca el tema en los próximos meses por si la evolución requiere adoptar otras medidas.

Fernando Miranda ha emplazado a Anice a realizar un estudio cuantitativo y cualitativo del impacto de la evolución del mercado en los últimos meses en las pymes del sector fabricante de derivados cárnicos.
 
Por último, Ministerio y Anice han coincidido en la necesidad de mejorar la presencia de los elaborados cárnicos en los mercados internacionales, en particular en aquellos que demandan estos productos de mayor valor añadido.
Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2019 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos