Miercoles, 28 de junio de 2017
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?


El mercado de gran consumo acabó 2010 con una contracción en las ventas


El mercado de gran consumo en España registró en 2010 unas ventas de más de 41.000 millones de euros (hipermercados, supermercados y perfumería y droguería moderna), según un estudio realizado por la consultora SymphonyIRI.

Estas cifras indican una ligera contracción (-0,3%) respecto a 2009. Es el segundo año consecutivo que el sector presenta una caída de las ventas, y este freno en el consumo viene motivado por diferentes factores, como son el estancamiento socio-económico, el trasvase a marcas más baratas, o los nuevos hábitos del comprador de hoy, cuyas decisiones continúan marcadas por la austeridad y la incertidumbre.

2010 ha sido un año que, a pesar de reflejar un consumo creciente (+1,6%), no ha sido suficiente para compensar la caída de los precios (-2%). El comprador muestra mayor interés por aquellos productos en promoción, y fabricantes y distribuidores en un intento de incentivar las ventas han incrementando la presión promocional hasta un 19% de las ventas en valor, con una variación de +2% respecto a 2009. Por tipo de promoción, un 8% han recurrido a promociones de reducción de precio.

Todos los departamentos han mostrado un comportamiento similar, más pronunciado en el caso de Bebé con una caída de sus ventas de -1%. En el departamento de Alimentación y Bebidas, la sección de alimentación seca es la única con resultados positivos, con un crecimiento cercano al 2%. En leches y batidos (-4%), en cambio, la caída de sus precios ha repercutido en unas menores ventas. En productos frescos, crecen las ventas de platos cocinados y precocinados (+5%) y charcutería (+3%), apreciándose la tendencia del consumidor a pasar más tiempo en casa.

El consumidor continúa apostando por la marca de distribuidor, que se sitúa en un 38% de cuota en valor (hipermercados, supermercados y perfumería y droguería Moderna). En productos frescos la cuota supera el 46%, casi dos puntos por encima de su cuota en 2009.

El mercado de gran consumo se encuentra en un momento difícil, con una amplia oferta de productos y precios que permite abarcar las expectativas de un comprador que se caracteriza por la infidelidad hacia las marcas y la búsqueda de la calidad al mejor precio. Fabricantes y distribuidores buscan complacer las necesidades del comprador, que sigue anclado en las estrategias de compra que le permiten un ahorro, pero el abuso de la presión promocional y la reducción de precio, a pesar de proporcionar resultados positivos a corto plazo, puede llegar a erosionar las marcas e incrementar su dependencia del precio. Buscar alternativas diferentes para incentivar el consumo debería ser el objetivo de 2011 para fabricantes y distribuidores.



Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkEdin        
©2017 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos