Lunes, 22 de julio de 2019
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

Publicado el Reglamento (UE) nº 1337/2013 sobre la indicación del país de origen en el etiquetado de carnes y productos cárnicos de porcino, ovino, caprino y aves


El Diario Oficial de la Unión Europea ha publicado el Reglamento de Ejecución (UE) nº 1337/2013 de la Comisión, por el que se establecen disposiciones de aplicación del Reglamento (UE) n o 1169/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo en lo que se refiere a la indicación del país de origen o del lugar de procedencia para la carne fresca, refrigerada o congelada de porcino, ovino, caprino y aves de corral nuevas normas de etiquetado en las que será obligatorio indicar el origen de la carne fresca, refrigerada o congelada de porcino, ovino, caprino y aves, modificando el actual Reglamento (CE) nº 1169/2011. Este texto está disponible dentro de la sección Legislación de eurocarnedigital.

Los cambios, resumidos en el siguiente enlace entrarán en vigor en abril de 2015 y la propuesta de Bruselas ha contado con el apoyo mayoritario de los gobiernos europeos en una reunión del Comité permanente sobre salud animal y la cadena alimentaria.

De este sistema de etiquetado han quedado descartados los modelos de carne de vacuno, que ya cuentan con una normativa propia, y la carne picada junto a los magros.

En el caso del porcino se utilizará la indicación de origen criado en seguido del nombre del país:

  • En que haya estado los últimos 4 meses de vida cuando el animal haya sido sacrificado con 6 o más meses de vida y más de 80 kg de peso vivo.
  • En que haya estado desde los 30 kg hasta su sacrificio cuanto se sacrifique con menos de 6 meses de vida pero con más de 80 kg de peso vivo.
  • En que haya estado si se sacrifica con menos de 80 kg vivo y tiene menos de 6 meses.

Para el ovino-caprino se debe indicar el Estado miembro o país tercero de lo últimos 6 meses, al menos, si se sacrifica con más periodo de vida o todo el periodo de cría si es sacrificado con menor edad a los 6 meses.

En las aves se debe indicar el país donde han sido criadas durante el último mes de vida o de toda si esta es sacrificada antes de un mes.

Otras menciones que deberán incluirse en el etiquetado son las de sacrificado en con el nombre del país, sea de la UE o no, y el código de lote para poder verificar la trazabilidad.

El deseo con esta normativa es establecer una relación entre la carne comercializada y el animal del que procede, según la Comisión, porque indicará el "origen" si dicho animal ha nacido, crecido y sido sacrificado en el mismo país de la UE o extracomunitario.

Por otro lado, la Comisión está explorando la posibilidad de crear un plan de agricultura local y etiquetado de venta directa, que tenga en cuenta el nuevo escenario de productores a pequeña escala y cadena de suministro corta que está creciendo en la UE.

Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2019 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos