Viernes, 19 de julio de 2019
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

La industria cárnica europea responde ante la clasificación de la carne y los productos cárnicos hecha por la IARC


La industria cárnica europea ha rechazado de forma enérgica la nueva clasificación llevada a cabo por la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC por sus siglas en inglés). En esa nueva clasificación se han clasificadolas carnes rojas y los productos cárnicos como potencialmente cancerígenos para el hombre, tras un programa de identificación de peligros en el que no se ha elaborado ninguna evaluación de riesgos, según las organizaciones cárnicas.

Desde la Federación Europea de Asociaciones Cárnicas (Clitravi), que representa directamente a más de 3.000 industrias cárnicas en 28 países de la UE, piden que se realice un enfoque más global en el que se tenga en cuenta la amplia gama de productos cárnicos que se elaboran en el conjunto de la UE que cuentan con valores nutricionales óptimos y que satisfacen las diferentes necesidades de los consumidores.

Clitravi pone de manifiesto, frente a las consideraciones hechas por la IARC, las numerosas evidencias científicas que muestran los beneficios del consumo de carne dentro de una dieta saludable ya que se trata de una fuete esencial de nutrientes: fuente de proteínas de alto valor biológico, aminoácidos esenciales, vitaminas del grupo B y de minerales como el hierro. Ante esto recuerdan que la carne y los productos cárnicos tienen un gran valor nutritivo que es difícil de sustituir por otros productos en la dieta diaria.

También destacan desde Clitravi que resulta difícil atribuir a un factor único la existencia o no de un mayor riesgo de cáncer ya que depende de una combinación de factores como la edad, genética, dieta, medio ambiente o estilo de vida. Aseguran que el riesgo relativo de cáncer que se deriva dl consumo de productos cárnicos es menor que el de otros factores de riesgo como las enfermedades de colon, el índice de masa corporal, la falta de actividad física o el consumo de tabaco. También mencionan factores ambientales que pueden ofrecer valores de riesgo mayores en diferentes tipos de cáncer.

Por otro lado, el consumo real de carne y productos cárnicos en la UE se cifra en 24 gr/persona/día de media, algo que es mucho más bajo de lo que se considera como ingesta diaria alta (50 gr/persona/día). Por tanto desde Clitravi se recomienda mantener el consumo actual medio ya que, como en cualquier otro tipo de alimento, un consumo excesivo nunca es apropiado.

Desde la Federación Europea de Asociaciones Cárnicas (Clitravi), quieren también poner de manifiesto la labor que se viene desarrollando para la reformulación de los elaborados cárnicosmejorando su composición nutricional y optimizando su valor nutritivo para obtener productos con un menor contenido en sal y grasa. Además recuerdan que se cumplen todos los requisitos legales exigidos por la legislación europea.

Fuera de la Unión Europea, desde el North American Meat Institute, la vicepresidenta de Asuntos Científicos, Betsy Booren, que estuvo presente en las deliberaciones del panel IARC que ha elaborado esta clasificación, estima que "quedó claro en el encuentro que algunos de los miembros del panel estaban buscando un resultado específico pese a que los datos de consumo diario estaban desfasados y eran inconsistentes. Utilizaron los datos para obtener un resultado específico", asegura.

 
Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2019 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos